martes, 24 de junio de 2008

Sector terciario o de tercera?



Quien es el verdadero beneficiario de las entidades sociales? Es lo que hace un tiempo ronda por mi cabecita. Llegué a esto con la ilusión de quien realmente va hacer algo útil con su existencia, pero este mundillo esta lleno de gente que solo vale para estar sentada detrás de la mesa de un despacho, para ir a reuniones (hay que escucharlas, son absurdamente descojonantes) o asistir a presentaciones de actos donde todo el mundo habla de lo bien que lo hace y se hacen pajas mentales mutuamente.
Se lo que muchos estáis pensando, que así funcionan la mayoría de las empresas y de que coño me extraño. Uff, lo que siento se parece a la decepción, con un ligero matiz de “te han tomado el pelo pringada”. Pues si, aquí como en el resto del mundo globalizado, el interés de que todo funcione, el petroleo del mecanismo tiene un nombre: dinero.
Estoy harta de escuchar frases tipo “cambiar la realidad”, “resolver una necesidad”... Pero de quien? Quedan tan bonitas las palabras en el papel. Poco conocen los que deciden, las reales circunstancias de lo proyectos. Es probable que lo que me causa esta necesidad de expresarme sea la impotencia de ver que hay mucho mas que podemos hacer, que es accesible a nuestro alcance y no se hace por motivos que prefiero no mencionar porque pasaría de lo “políticamente incorrecto” a lo “se te va a caer el pelo por lo que has dicho (escrito)”.
La pregunta que dejo al aire para que reflexione quien le de la gana es : realmente alguien piensa en los usuarios (si, usuarios) cuando elabora un proyecto? Quizás si se hiciera no harían aguas tantas iniciativas.
Es demasiado tarde para decir que no quiero crear una mala imagen de los servicios sociales? Jejeje. Esta es solo la peor parte en la que quizás y seguramente era la única que desconocía su funcionamiento. Aterricé hace relativamente poco al carro del sector terciario con una opinión totalmente idealizada de lo que encontraría, solo a sido abrir los ojos a base de hostias. Suena más dramático de lo realmente es: aprender que no siempre se cumplen las expectativas.
Por ultimo, GRACIAS de todo corazón, a los profesionales que le dan sentido a todo esto y hacen que uno tenga ganas de superarse, mejorar o simplemente de hacer las cosas bien. Gracias compañeros, por darme la oportunidad de aprender de vosotros.
Laia

1 comentario:

maicher dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes